Embarrados por el mundo 2018

Publicado el 2 Noviembre 2018 en la categoría Bolivia, Burundi, General | Sé el primero en comentar

El pasado sábado tuvimos una asamblea para poder contaros en persona cómo fue nuestro verano en Bolivia y Burundi. Aunque en Embarrados nos sentimos siempre presentes y cercanos a los proyectos con los que colaboramos, las tres familias que viajaron este año nos han devuelto el contacto piel con piel que nos encanta tener con ellos.

IMG_20180803_120020_234_preview

En primer lugar, hablamos de la experiencia de Laura, Luis, Bea y sus hijos en Bolivia. Para Bea, Sara, Elena y David era su primera visita. Aunque llevaban muchos años colaborando con Embarrados y conociendo en la distancia nuestro trabajo en Cochabamba y El Alto, fue muy especial para ellos poder visitarlos. Los niños destacaron el poder ayudar, jugar y querer a los niños de Creamos; acercarse a la realidad tan distinta y tan dura que se vive en Larati; conocer la labor de la Casa de niños, un lugar donde los más rechazados de la sociedad -niños sin familia, personas con discapacidad, enfermos de SIDA…- tienen su hogar; también el mareo y la altura de El Alto, que se combate masticando coca y sobre todo con el cariño y la acogida de Pepe y todos sus chicos. Poder vivir con ellos, cenar, jugar y reírse juntos, celebrando la alegría de encontrarse, les hizo sentirse como en casa.

IMG_20180731_204717_655_preview

Bea destaca también la tremenda diferencia que se conoce, pero no se siente hasta que no se camina junto a quienes viven la pobreza más absoluta, quienes superan la dificultad día a día, quienes tienen que preocuparse por cómo pagar una sanidad que a nosotros se nos da gratis… Como médico, la labor de paliativos de Jesús Obrero en El Alto y la falta de material y personal con la que trabajan le impactó especialmente. Por ello, tuvo que aprender a mirar esta desigualdad no desde el enfado o el desconcierto, porque nacer en un sitio o en otro y vivir una vida tan diferente es solo cuestión de suerte, sino desde el agradecimiento. Agradecimiento por nuestra propia suerte, pero también por poder embarrarnos con personas que sonríen, que acogen, que luchan incansablemente y que dan sentido a nuestro trabajo. Por eso, creamos y creemos en un mundo mejor y, como los aimara, nos gustaría representar el pasado hacia adelante, porque ya lo conocemos, y el futuro hacia atrás, porque no lo conocemos y está todo por hacer.

IMG_6403

Para Laura, Luis, Ainara y Mar volver a Cochabamba fue un reencuentro que vivieron con agradecimiento profundo. Fue reencuentro con el trabajo que hicieron allí, con un Preefa que sigue en marcha con ganas de mejorar y de crecer y profesores cada vez más estables, y con el I Congreso de Autismo de Bolivia, donde encontraron familias que se empoderan unas a otras, que colaboran para formarse y para seguir creciendo en el camino de vivir con personas con TEA. Fue ver que proyectos que iniciaron, que iniciamos, como el transporte público y la reforma de los baños del Preefa, siguen en marcha y ayudan a la autonomía, la educación y la calidad de vida de los alumnos del colegio, y por supuesto con los proyectos que pusieron en marcha Pedro y Elena en El Alto como Mururata, con sus huertos y sus talleres funcionando a toda máquina. Fue un reencuentro con personas que les acompañaron todo el tiempo que vivieron en Cochabamba, de dar abrazos y cariño por todas partes en las que fueron acogidos como amigos, como compañeros, como familia. Fue también un reencuentro con el hogar Salomon Klein, donde conocieron a Libertad, y verla tan mayor, tan contenta, viviendo la vuelta a su primera casa con naturalidad y tranquilidad, fue también un regalo.

bus escolar 2

Fue muy emocionante escuchar el testimonio de mayores y de pequeños, por los reencuentros y por las experiencias nuevas, que han marcado su verano y el nuestro.

Después, Pedro y Elena nos contaron su viaje a Burundi. Aunque siempre nos hemos sentido cerca de ellos gracias al padre Germán, era la primera vez que un miembro de Embarrados visitaba el país.

Se encontraron con una comunidad profundamente religiosa, que celebra con alegría y con profundidad una fe que se manifiesta en cada parte de su vida. La acogida de los padres blancos, con una voluntad y una manera de hacer la misión muy distinta de la que conocían ellos, fue también una forma de recolocarse y de seguir aprendiendo.

P1060004

Aunque conocieron situaciones durísimas de desnutrición y enfermedad, de pobreza extrema, también les llamó la atención la cantidad de niños que hay y la demanda constante de juego, de cariño, de diversión por su parte, un juego que no se hacía difícil a pesar de la barrera del idioma.

Pudieron colaborar también en diversos proyectos del padre Germán, como la construcción de casas en la que se implicaba toda la comunidad, desde la fabricación de ladrillos hasta la colocación del techo de zinc, y en la reparación de zanjas en caminos que son fundamentales para el transporte de los pueblos. Entre risas, nos contaron que algunos vecinos decían que era “la primera vez que veo a un blanco trabajar”. Su experiencia fue de embarrarse totalmente con ellos, en el trabajo y literalmente: es un país muy polvoriento, en el que la tierra se te pega a la piel en cuanto te acercas a ella.

WP_20180823_018

También fueron testigos del camino de reconciliación, un proyecto del padre Germán en el que se utiliza un camino de peregrinación y oración para sanar las heridas provocadas por la guerra civil.

En Tenga pudieron visitar el hospital y conocer las condiciones en las que se trabaja, con mosquiteras obligatorias para prevenir la malaria y una enorme dificultad para conseguir medicamentos, por lo que agradecieron mucho los que pudimos llevar desde España. A pesar de la escasez de recursos materiales, también se sintieron acogidos por personas optimistas, sonrientes, que les ayudaron a comprender su situación y a sentirse como en casa.

Para Pedro y Elena, que tan cerca del corazón llevan Bolivia, esta visita a Burundi fue una oportunidad para renovar su compromiso de seguir colaborando, compartiendo nuestros recursos y para saber que la labor de Embarrados, aquí y allí, tiene sentido.

WP_20180825_030

Esperamos que pudieseis venir y compartir este día con nosotros pero, si no, que hayas podido ver una parte de todo lo que se habló, sintió, rió y compartió en este día. Puedes ver más fotos en Facebook y la crónica en directo en nuestro Instagram (@asociacionembarrados). Síguenos en redes sociales para no perderte nada, y ¡seguimos embarrándonos!

P1050969

Cerecu con Muhuzu

Publicado el 27 Mayo 2018 en la categoría Burundi | Leer el primer comentario

Esta primavera, de nuevo CERECU, un proyecto de voluntariado en el arciprestazgo de Moratalaz, ha realizado su rastrillo solidario. Allí han vendido los trabajos que han realizado a mano las personas que participan en el proyecto. Este año han conseguido 1176€, que haremos llegar a Burundi.

burundi

El padre Germán está allí y nos ha comunicado que se utilizará ese dinero para realizar un pozo en la parroquia de Muhuzu, donde  no se había realizado ninguno hasta ahora. Como sabéis, el acceso a agua potable en Burundi es complicado, y la mejor opción es la perforación subterránea para tener pozos cercanos.
Es una maravilla poder participar en aumentar los derechos fundamentales de las personas, en este caso, al acceso al agua potable.
Gracias a CERECU por embarrarse con Burundi y seguir trabajando por un mundo más justo y accesible para todos.

VII Cocido Solidario: Mi garbanzo para Mururata

Publicado el 9 Mayo 2018 en la categoría Bolivia, General | Sé el primero en comentar

OLYMPUS DIGITAL CAMERAEl pasado sábado 5 de mayo, por fin llegó el día: ¡nuestro séptimo cocido solidario!

Como todos los años, este día estuvo precedido de muchos preparativos, ilusión y trabajo por parte de quienes tuvieron que comprar, organizar, ponerse en contacto con nuestros generosos colaboradores, hacer los lotes de la rifa, y buscar un proyecto al que poder destinar todo lo conseguido. El día anterior, mucha gente vino a ayudarnos a mover sillas, mesas, cacerolas y regalos hasta el colegio Labouré, que una vez más nos ha cedido su patio para poder celebrar el cocido. ¡Qué afortunados somos de tener tanta gente dispuesta a embarrarse!

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Aunque habíamos tenido una semana bastante lluviosa, el sábado amaneció soleado, ¡un día perfecto! Desde primerísima hora de la mañana, nuestros cocineros estuvieron metidos hasta el codo en garbanzos, carne, morcilla y chorizo, y mucho caldo con fideos. Junto a ellos, trabajadores embarrados colocando mesas y sillas, montando el puesto de artesanía y camisetas, e incluso intentando desafiar las leyes de la física para poder proyectar el vídeo de nuestro proyecto de este año. Todo el mundo, hasta los embarraditos más jóvenes, tuvieron su papel y gracias al trabajo en equipo, todo estaba listo cuando a mediodía empezaron a llegar los comensales. OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Este año fuimos más que nunca, y estamos felices de que queráis venir a conocernos y a compartir un día de fiesta, de vida compartida y de solidaridad con nosotros. Antes de empezar a comer, aunque ya había bastante impaciencia, Pedro y María nos explicaron que este año el cocido se dedicaría a comprar carritos y vitrinas para que los alumnos del taller de panadería del colegio Mururata puedan salir a la calle a vender su producto y así mejorar su formación y al propio taller. Aunque no conseguimos que el vídeo del proyecto se viese a plena luz del día, está colgado aquí. No te lo pierdas, vale la pena.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAAunque para cuando empezamos a servir el cocido el sol ya pegaba fuerte, también había mucha hambre y nuestros ingenieros habían montado unos toldos que hicieron que la sopa, los garbanzos, el repollo y todos su compañeros desapareciesen a toda velocidad. Aunque había muchos “camareros”, casi no tuvieron un minuto de descanso, y la lucha por conseguir helados para llevar un postre a la mesa a la altura de la comida fue feroz, ¡lo dieron todo por los comensales! Hay que dedicarle un aplauso virtual a todos, jóvenes y mayores, de la asociación y amigos, que estuvieron en cocina o como camareros, apostando por este cocido. ¡Gracias a vosotros, todos tuvimos y hubo de sobra para repartir!

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Después de la comida vino por supuesto nuestra ya tradicional rifa de grandes premios. Queremos agradecer especialmente la generosidad de todos nuestros colaboradores, que hacen posibles los más de sesenta lotes que se sortearon este año, entre los que hubo bonos de masajes, cenas, estancias en hoteles, plantas, equipo deportivo, gafas de sol y muchas más cosas. Esperamos que todos los ganadores disfruten de sus premios, y que queráis seguir colaborando con las personas y comercios que se han embarrado con nosotros. ¡Muchas gracias!OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Un año más, nuestro cocido ha sido un éxito. Ha sido el resultado de mucho esfuerzo, preparación e ilusión, pero sobre todo es fruto de vuestra generosidad. Gracias a las entradas, las compras en el puesto de artesanía, la compra de números de la rifa y las entradas de mesa 0, los beneficios del VII Cocido Solidario ascienden a más de 5000€. De parte de Embarrados y de los beneficiarios en Mururata, ¡muchas, muchas gracias! Además, también pudimos llevar 54 cocidos y 20 litros de caldo a Sant’Egidio, colaborando con los amigos de la calle que tenemos tan cerca gracias al milagro de que todo lo compartido, ¡se multiplica!

Si quieres ver más fotos, están en este álbum en Facebook. Síguenos en las redes sociales (Facebook, Twitter e Instagram) para no perderte nada.

¡Seguiremos embarrándonos!

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Estamos de cocido

Publicado el 5 Mayo 2018 en la categoría Bolivia | Sé el primero en comentar

Todo lo recaudado en el #VIICocidoSolidario se destinará a este proyecto en el colegio Mururata.

 

¡Gracias por embarrarte con nosotros!

 

Cuéntame un cuento… en el Arcángel

Publicado el 6 Marzo 2018 en la categoría Embarrados | Sé el primero en comentar

Arcángel1

 

El pasado viernes 2 de marzo, la comisión de Solidaridad y de la Biblioteca de la Asociación de Familias del Arcángel nos abrieron las puertas. En esta ocasión, las puertas de la BIBLIOTECA, donde cada mes hacen una actividad llamada “Las familias cuentan“. Pero esta vez no iban a contar cuentos las familias, sino que nos tocaba a nosotras realizar la actividad.
.
Arcángel2Aquella tarde, invitamos a las familias a hacer un viaje por el mundo. De la mano del “Hombre bala“, un artista circense que quiere conquistar el salto mortal perfecto, visitamos Marruecos y conocimos a Saída, una niña que llegó sin palabras y que, gracias a la capacidad de su amiga de querer, investigar y compartir palabras y vida, comenzó a hablar.
.
.
Arcángel4
Después, bajamos hacia el África Subsahariana y conocimos el primer día de colegio de una niña que hace un trato con su abuela: por cada letra que aprenda en la escuela, su abuela le dará una palabra nueva. Además de ser una historia preciosa y de hacer que valoremos más eso que damos por supuesto, el colegio, este cuento se enmarca dentro de la campaña “Educar a una mujer es educar a un pueblo“.
.
.
Nuestro viaje terminó en la zona andina (Bolivia y Perú), donde pudimos conocer un cuento que se parecía a uno que ya conocíamos, pero que no era el mismo: Caperucita roja del Noroeste. Esta niña no comía pastel y una jarrita de miel, sino tamales, y no se paraba a recoger flores, sino a agradecerle a la Pachamama sus regalos; eso sí, el cuento acaba con el zorro flaco huyendo con el rabo entre las piernas, como el nuestro. Es increíble lo mucho que nos parecemos, ¡aunque haya un océano de distancia!
.
El del viernes fue un gran viaje y nuestro amigo el “hombre bala”, nos dejó una gran lección: MERECE LA PENA INTENTAR Y ESFORZARSE PARA CONSEGUIR LO QUE UNO DESEA, PORQUE ALGÚN DÍA ¡LO CONSEGUIREMOS!
.
Nos encantó el espacio, la acogida de las familias y las ganas de pasar un buen rato alrededor de los cuentos. Seguiremos disfrutando y embarrándonos con el Arcángel.
.
.
Arcángel 3
Continuará