Peli y manta: Techo y comida

Publicado el 13 Mayo 2019 en la categoría Cultura, Embarrados | Leer el primer comentario

La Constitución Española establece en su artículo 47 Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada. Los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo este derecho, regulando la utilización del suelo de acuerdo con el interés general para impedir la especulación. La comunidad participará en las plusvalías que genere la acción urbanística de los entes públicos.”

 De eso es precisamente de lo que trata la película “Techo y comida” de Juan Miguel del Castillo. Una película que pone de manifiesto el drama social al que se enfrentan muchas familias españolas que no pueden hacer frente a las facturas y que terminan por ser desahuciadas, que como su director dice, despierta las conciencias dormidas y, desgraciadamente, está basada en un hecho real, en una vecina de Juan Miguel que también podría ser la de cualquiera de nosotros.

Rocío (Natalia de Molina) es una madre soltera que mediante trabajos ocasionales intenta ganarse la vida pero apenas le da para comer. Teme perder la tutela de su hijo Adrián y por él trata de aparentar una vida lo más normal posible. Esta situación se ha alargado demasiado y llega un momento en el que Rocío no puede hacer ya frente a todos los problemas que tienen e incluso comienzan a sentir carencias en las necesidades más básicas de alimentación e higiene. Sin embargo, es una madre coraje que trata de que su hijo no solo no se entere de esta situación sino que además pueda vivir una vida normal, para lo que Rocío tendrá que renunciar a todo por su hijo.

 A lo largo de la película la situación va empeorando cuando el propietario de la vivienda en la que vive les denuncia por no pagar el alquiler de la casa.

Es imposible no ver esta película con un nudo en la garganta, puesto que pone de manifiesto problemas tan actuales como la pobreza energética, que sufre más del 40% de la población española.

Además, es una película que va ahondando en la vergüenza de un país que se junta para ver cómo su equipo nacional gana una Eurocopa pero que no atiende a las personas que están pasando por estas situaciones tan difíciles. Un país en el que el año pasado se superaron los 70.000 desahucios, en el que por tanto ni la ley ni los que la imponen garantizan uno de los derechos fundamentales de sus ciudadanos: el acceso a una vivienda digna.

Una gran película para sentarnos a reflexionar y para denunciar este tipo de situaciones que desgraciadamente se viven a diario en nuestro país.

 Peli y manta Desahucios

Esperamos que os animéis a verla y a dejar que os toque el corazón como a nosotros.

 

 

Feliz Navidad

Publicado el 24 Diciembre 2018 en la categoría Embarrados | Sé el primero en comentar

Desde todo el equipo de Embarrados, y por supuesto desde todas las personas que colaboran con nosotros en Bolivia y en Burundi, queremos desearos una feliz Nochebuena y feliz Navidad. Que las fiestas sean una ocasión para abrir nuestro corazón a la alegría, la solidaridad y las ganas de trabajar por un mundo más justo.

 

Felicitación-2019

Mercadillos navideños

Publicado el 21 Diciembre 2018 en la categoría Comercio Justo, Embarrados | Sé el primero en comentar

Después de los buenos resultados de nuestros mercadillos de Navidad en la Natividad de Nuestra Señora (muchas gracias a todos los que os acercasteis a comprar calendarios o toda la artesanía nueva que hemos traído de Bolivia y Burundi, ¡esperamos que os den mucha alegría en estas fiestas!), nos encanta poder compartir también esta noticia con vosotros.

Mercadillo Arcángel 5

¡Siempre es una alegría poder estar de nuevo en el Colegio Arcángel! Esta vez, participando en el Mercadillo Solidario que organizó el AFA el 10 de diciembre.

 

Mercadillo Arcángel 2 (2)Estuvimos junto a otras tres Asociaciones: GreenpaceMil Colinas y Enganchados, además de muchas familias que participaron activamente para demostrar que granito a granito se puede ir construyendo un mundo mejor. Con la artesanía traída de todos los países con los que colaborábamos, la información que Greenpeace trajo sobre nuestro impacto en el medioambiente la venta de objetos donados por las familias, conseguimos pasar una tarde estupenda conociendo a mayores y pequeños.

Fue una manera sencilla de llevar a cabo las tres “R” de la sostenibilidad: Reduce, Recicla y Reutiliza.

Embarrados consiguió, con la venta de artesanía y lo recaudado en el Mercadillo, 353€, que irán directos a nuestros proyectos en Bolivia y Burundi. Esto se suma a lo recaudado en los mercadillos de la Nati, y nos confirma que estos momentos de comprar regalos, consumir comida y acumular lo material, también se pueden traducir en embarrarse y compartir nuestra riqueza, en dinero y en alegría.

Mercadillo Arcángel 4

Además, el colegio nos abre las puertas de las clases, para que podamos realizar actividades con el alumnado y seguir “embarrando”.

¡Agradecemos al Arcángel su solidaridad!

 

 

 

 

Mercadillo Arcángel

 

También queremos mencionar con mucho cariño a los colegios Mariana Pineda y Nuestra Señora de Moratalaz (que ya ha colaborado antes con nosotros), porque también han querido apoyarnos con sus mercadillos navideños. ¡Muchas gracias a todos esos alumnos y profesores embarrados!

Mariana Pineda

Embarrados por el mundo 2018

Publicado el 2 Noviembre 2018 en la categoría Bolivia, Burundi, General | Sé el primero en comentar

El pasado sábado tuvimos una asamblea para poder contaros en persona cómo fue nuestro verano en Bolivia y Burundi. Aunque en Embarrados nos sentimos siempre presentes y cercanos a los proyectos con los que colaboramos, las tres familias que viajaron este año nos han devuelto el contacto piel con piel que nos encanta tener con ellos.

IMG_20180803_120020_234_preview

En primer lugar, hablamos de la experiencia de Laura, Luis, Bea y sus hijos en Bolivia. Para Bea, Sara, Elena y David era su primera visita. Aunque llevaban muchos años colaborando con Embarrados y conociendo en la distancia nuestro trabajo en Cochabamba y El Alto, fue muy especial para ellos poder visitarlos. Los niños destacaron el poder ayudar, jugar y querer a los niños de Creamos; acercarse a la realidad tan distinta y tan dura que se vive en Larati; conocer la labor de la Casa de niños, un lugar donde los más rechazados de la sociedad -niños sin familia, personas con discapacidad, enfermos de SIDA…- tienen su hogar; también el mareo y la altura de El Alto, que se combate masticando coca y sobre todo con el cariño y la acogida de Pepe y todos sus chicos. Poder vivir con ellos, cenar, jugar y reírse juntos, celebrando la alegría de encontrarse, les hizo sentirse como en casa.

IMG_20180731_204717_655_preview

Bea destaca también la tremenda diferencia que se conoce, pero no se siente hasta que no se camina junto a quienes viven la pobreza más absoluta, quienes superan la dificultad día a día, quienes tienen que preocuparse por cómo pagar una sanidad que a nosotros se nos da gratis… Como médico, la labor de paliativos de Jesús Obrero en El Alto y la falta de material y personal con la que trabajan le impactó especialmente. Por ello, tuvo que aprender a mirar esta desigualdad no desde el enfado o el desconcierto, porque nacer en un sitio o en otro y vivir una vida tan diferente es solo cuestión de suerte, sino desde el agradecimiento. Agradecimiento por nuestra propia suerte, pero también por poder embarrarnos con personas que sonríen, que acogen, que luchan incansablemente y que dan sentido a nuestro trabajo. Por eso, creamos y creemos en un mundo mejor y, como los aimara, nos gustaría representar el pasado hacia adelante, porque ya lo conocemos, y el futuro hacia atrás, porque no lo conocemos y está todo por hacer.

IMG_6403

Para Laura, Luis, Ainara y Mar volver a Cochabamba fue un reencuentro que vivieron con agradecimiento profundo. Fue reencuentro con el trabajo que hicieron allí, con un Preefa que sigue en marcha con ganas de mejorar y de crecer y profesores cada vez más estables, y con el I Congreso de Autismo de Bolivia, donde encontraron familias que se empoderan unas a otras, que colaboran para formarse y para seguir creciendo en el camino de vivir con personas con TEA. Fue ver que proyectos que iniciaron, que iniciamos, como el transporte público y la reforma de los baños del Preefa, siguen en marcha y ayudan a la autonomía, la educación y la calidad de vida de los alumnos del colegio, y por supuesto con los proyectos que pusieron en marcha Pedro y Elena en El Alto como Mururata, con sus huertos y sus talleres funcionando a toda máquina. Fue un reencuentro con personas que les acompañaron todo el tiempo que vivieron en Cochabamba, de dar abrazos y cariño por todas partes en las que fueron acogidos como amigos, como compañeros, como familia. Fue también un reencuentro con el hogar Salomon Klein, donde conocieron a Libertad, y verla tan mayor, tan contenta, viviendo la vuelta a su primera casa con naturalidad y tranquilidad, fue también un regalo.

bus escolar 2

Fue muy emocionante escuchar el testimonio de mayores y de pequeños, por los reencuentros y por las experiencias nuevas, que han marcado su verano y el nuestro.

Después, Pedro y Elena nos contaron su viaje a Burundi. Aunque siempre nos hemos sentido cerca de ellos gracias al padre Germán, era la primera vez que un miembro de Embarrados visitaba el país.

Se encontraron con una comunidad profundamente religiosa, que celebra con alegría y con profundidad una fe que se manifiesta en cada parte de su vida. La acogida de los padres blancos, con una voluntad y una manera de hacer la misión muy distinta de la que conocían ellos, fue también una forma de recolocarse y de seguir aprendiendo.

P1060004

Aunque conocieron situaciones durísimas de desnutrición y enfermedad, de pobreza extrema, también les llamó la atención la cantidad de niños que hay y la demanda constante de juego, de cariño, de diversión por su parte, un juego que no se hacía difícil a pesar de la barrera del idioma.

Pudieron colaborar también en diversos proyectos del padre Germán, como la construcción de casas en la que se implicaba toda la comunidad, desde la fabricación de ladrillos hasta la colocación del techo de zinc, y en la reparación de zanjas en caminos que son fundamentales para el transporte de los pueblos. Entre risas, nos contaron que algunos vecinos decían que era “la primera vez que veo a un blanco trabajar”. Su experiencia fue de embarrarse totalmente con ellos, en el trabajo y literalmente: es un país muy polvoriento, en el que la tierra se te pega a la piel en cuanto te acercas a ella.

WP_20180823_018

También fueron testigos del camino de reconciliación, un proyecto del padre Germán en el que se utiliza un camino de peregrinación y oración para sanar las heridas provocadas por la guerra civil.

En Tenga pudieron visitar el hospital y conocer las condiciones en las que se trabaja, con mosquiteras obligatorias para prevenir la malaria y una enorme dificultad para conseguir medicamentos, por lo que agradecieron mucho los que pudimos llevar desde España. A pesar de la escasez de recursos materiales, también se sintieron acogidos por personas optimistas, sonrientes, que les ayudaron a comprender su situación y a sentirse como en casa.

Para Pedro y Elena, que tan cerca del corazón llevan Bolivia, esta visita a Burundi fue una oportunidad para renovar su compromiso de seguir colaborando, compartiendo nuestros recursos y para saber que la labor de Embarrados, aquí y allí, tiene sentido.

WP_20180825_030

Esperamos que pudieseis venir y compartir este día con nosotros pero, si no, que hayas podido ver una parte de todo lo que se habló, sintió, rió y compartió en este día. Puedes ver más fotos en Facebook y la crónica en directo en nuestro Instagram (@asociacionembarrados). Síguenos en redes sociales para no perderte nada, y ¡seguimos embarrándonos!

P1050969

Cerecu con Muhuzu

Publicado el 27 Mayo 2018 en la categoría Burundi | Leer el primer comentario

Esta primavera, de nuevo CERECU, un proyecto de voluntariado en el arciprestazgo de Moratalaz, ha realizado su rastrillo solidario. Allí han vendido los trabajos que han realizado a mano las personas que participan en el proyecto. Este año han conseguido 1176€, que haremos llegar a Burundi.

burundi

El padre Germán está allí y nos ha comunicado que se utilizará ese dinero para realizar un pozo en la parroquia de Muhuzu, donde  no se había realizado ninguno hasta ahora. Como sabéis, el acceso a agua potable en Burundi es complicado, y la mejor opción es la perforación subterránea para tener pozos cercanos.
Es una maravilla poder participar en aumentar los derechos fundamentales de las personas, en este caso, al acceso al agua potable.
Gracias a CERECU por embarrarse con Burundi y seguir trabajando por un mundo más justo y accesible para todos.