Crónica del IX Cocido

Publicado el 30 Noviembre 2020 en la categoría Bolivia | Sé el primero en comentar

El pasado sábado 28 de noviembre Embarrados celebró su IX Cocido. Como todo en este 2020, fue un cocido atípico, pero con todo, pudimos encontrarnos a través de la pantalla. Durante la semana nos conectamos con nuestros amigos en Bolivia y Burundi, y el propio sábado pudimos asistir al concierto de Migueli, disfrutar de nuestros cocidos en casa, e incluso acusar de tongo a la rifa más transparente de la historia.

Gracias a vuestra generosidad, hemos recibido donativos de más de 7000€ que permitirán que Mururata siga atendiendo las necesidades de sus alumnos y adaptándose a la nueva situación. De parte de todos los profesores, alumnos y familias: GRACIAS.

Recuerda que todos los vídeos de este cocido permanecen en nuestro canal de Youtube, Asociación Embarrados, y que puedes seguirnos en Twitter, Facebook e Instagram para seguir informado de nuestras novedades.

Sin más dilación, te dejamos la crónica del IX Cocido.

 

¡Seguimos embarrándonos!

El proyecto del IX Cocido

Publicado el 22 Noviembre 2020 en la categoría General | Sé el primero en comentar

A menos de una semana del cocido, queremos que veas a quién se destinará tu donativo: a Mururata, el colegio de educación especial que vimos nacer en El Alto y que con el confinamiento ha tenido que reinventarse para seguir atendiendo a sus alumnos y familias, ahora más necesitados que nunca.

 

 

Te recordamos cómo hacer tu donativo:

-Haz una transferencia a  ES77 2100 4907 8522 0005 1892 .

-Envíanos tu donativo a través del Bizum solidario en la pestaña Donar, con el código 01291 o buscando “Asociación Embarrados”.

-Pide a tu contacto de Embarrados que te ayuden, y ellos nos harán llegar tu donativo.

Después de hacer tu donativo, envíanos un correo a embarrados@gmail.com para recibir tus números de la rifa y el enlace al concierto del sábado 28.

cartel cocido (1)

Síguenos en redes sociales, porque esta semana publicaremos entrevistas con nuestros amigos de Bolivia y Burundi, ¡continuamos embarrándonos!

Más información aquí.

Reencuentros bolivianos

Publicado el 10 Enero 2020 en la categoría Bolivia, Embarrados | Sé el primero en comentar

Nos encanta poder empezar el 2020 con buenas noticias. El jueves 9 de enero pudimos reunirnos en Madrid con el padre Pepe y con Evelyn, con quienes hacía tanto tiempo que no nos veíamos (por lo menos, en España).

Pepe y Evelyn 1

La Conferencia Episcopal, donde trabaja Pepe, actuó como mediadora durante el conflicto que hubo tras las elecciones del 20 de octubre de 2019. Fue muy interesante conocer su visión y cómo vivieron ese momento tan difícil y conflictivo.

Pepe y Evelyn 2

Pero además, nos trajeron noticias de la Fundase, que sigue creciendo en El Alto al asumir el centro de salud materno infantil Santa María de los Ángeles y el colegio de educación especial asociado a él, C.E.E. Madre Asunción Nicol. Además, se resolverá muy pronto la solicitud para empezar las obras en Mururata, lo que dará más amplitud a las aulas y hará más cómodo el centro.

Por último, también compartieron con nosotros el crecimiento de la comunidad de las Hermanas Salesianas y la próxima ordenación de tres jóvenes de la Comunidad que ha impulsado Pepe. Siguen realizando una gran labor de formación, acompañamiento y crecimiento de jóvenes en Bolivia y también en Chile y en un futuro cercano aquí, en España.

Pepe y Evelyn 3

Fue una alegría poder reunirnos con ellos y recibir sus noticias, y sobre todo poder compartir una cena y unas risas con ellos, para contagiarnos de su alegría y de su luz, sus ganas de seguir trabajando con y por el pueblo boliviano, que nos impulsa también a nosotros a embarrarnos.

Como ellos mismos dijeron, “Si vuelves al Alto, no es por su belleza, es porque se ama“.

Esperamos que esta sea solo la primera buena noticia que tengamos que daros, porque queremos seguir amando. ¡Feliz año embarrado!

Corazón en Bolivia

Publicado el 21 Noviembre 2019 en la categoría Bolivia | Sé el primero en comentar

Decir Embarrados es decir Bolivia y Burundi. Esos lugares del mundo dan sentido a todo lo que vivimos y hacemos aquí. Por eso estos días, nuestro corazón embarrado está puesto en Bolivia.

Creamos3 IMG_20180731_204717_655_preview

El país está viviendo un momento político, social e histórico crítico. Nos llegan noticias a través de la prensa, y sobre todo desde tantas personas de allí a las que queremos, que nos hablan de falta de paz, violencia, escasez de alimentos, gas y combustible, miedo, confusión, muertes en la calle… Desde aquí vivimos esta situación con dolor, preocupación y tristeza. Deseamos que se encuentren pronto caminos de diálogo y escucha, de apertura a las diferencias. Deseamos de corazón que todos los que tengan responsabilidad y cada uno de los bolivianos y bolivianas puedan vivir este momento con sabiduría y compasión, y que las opciones que se tomen sean decisiones que afectan el país o la convivencia con los más cercanos , busquen restaurar la paz.

Amigos y amigas de Bolivia: os acompañamos desde aquí. Nos vienen a la cabeza y al corazón tantos rostros de personas importantes para nosotros, cuyos sufrimientos, miedos y esperanzas son también nuestras. Sentid nuestro cariño, abrazos, oración y deseos profundos de PAZ.

Embarrados por el mundo 2018

Publicado el 2 Noviembre 2018 en la categoría Bolivia, Burundi, General | Sé el primero en comentar

El pasado sábado tuvimos una asamblea para poder contaros en persona cómo fue nuestro verano en Bolivia y Burundi. Aunque en Embarrados nos sentimos siempre presentes y cercanos a los proyectos con los que colaboramos, las tres familias que viajaron este año nos han devuelto el contacto piel con piel que nos encanta tener con ellos.

IMG_20180803_120020_234_preview

En primer lugar, hablamos de la experiencia de Laura, Luis, Bea y sus hijos en Bolivia. Para Bea, Sara, Elena y David era su primera visita. Aunque llevaban muchos años colaborando con Embarrados y conociendo en la distancia nuestro trabajo en Cochabamba y El Alto, fue muy especial para ellos poder visitarlos. Los niños destacaron el poder ayudar, jugar y querer a los niños de Creamos; acercarse a la realidad tan distinta y tan dura que se vive en Larati; conocer la labor de la Casa de niños, un lugar donde los más rechazados de la sociedad -niños sin familia, personas con discapacidad, enfermos de SIDA…- tienen su hogar; también el mareo y la altura de El Alto, que se combate masticando coca y sobre todo con el cariño y la acogida de Pepe y todos sus chicos. Poder vivir con ellos, cenar, jugar y reírse juntos, celebrando la alegría de encontrarse, les hizo sentirse como en casa.

IMG_20180731_204717_655_preview

Bea destaca también la tremenda diferencia que se conoce, pero no se siente hasta que no se camina junto a quienes viven la pobreza más absoluta, quienes superan la dificultad día a día, quienes tienen que preocuparse por cómo pagar una sanidad que a nosotros se nos da gratis… Como médico, la labor de paliativos de Jesús Obrero en El Alto y la falta de material y personal con la que trabajan le impactó especialmente. Por ello, tuvo que aprender a mirar esta desigualdad no desde el enfado o el desconcierto, porque nacer en un sitio o en otro y vivir una vida tan diferente es solo cuestión de suerte, sino desde el agradecimiento. Agradecimiento por nuestra propia suerte, pero también por poder embarrarnos con personas que sonríen, que acogen, que luchan incansablemente y que dan sentido a nuestro trabajo. Por eso, creamos y creemos en un mundo mejor y, como los aimara, nos gustaría representar el pasado hacia adelante, porque ya lo conocemos, y el futuro hacia atrás, porque no lo conocemos y está todo por hacer.

IMG_6403

Para Laura, Luis, Ainara y Mar volver a Cochabamba fue un reencuentro que vivieron con agradecimiento profundo. Fue reencuentro con el trabajo que hicieron allí, con un Preefa que sigue en marcha con ganas de mejorar y de crecer y profesores cada vez más estables, y con el I Congreso de Autismo de Bolivia, donde encontraron familias que se empoderan unas a otras, que colaboran para formarse y para seguir creciendo en el camino de vivir con personas con TEA. Fue ver que proyectos que iniciaron, que iniciamos, como el transporte público y la reforma de los baños del Preefa, siguen en marcha y ayudan a la autonomía, la educación y la calidad de vida de los alumnos del colegio, y por supuesto con los proyectos que pusieron en marcha Pedro y Elena en El Alto como Mururata, con sus huertos y sus talleres funcionando a toda máquina. Fue un reencuentro con personas que les acompañaron todo el tiempo que vivieron en Cochabamba, de dar abrazos y cariño por todas partes en las que fueron acogidos como amigos, como compañeros, como familia. Fue también un reencuentro con el hogar Salomon Klein, donde conocieron a Libertad, y verla tan mayor, tan contenta, viviendo la vuelta a su primera casa con naturalidad y tranquilidad, fue también un regalo.

bus escolar 2

Fue muy emocionante escuchar el testimonio de mayores y de pequeños, por los reencuentros y por las experiencias nuevas, que han marcado su verano y el nuestro.

Después, Pedro y Elena nos contaron su viaje a Burundi. Aunque siempre nos hemos sentido cerca de ellos gracias al padre Germán, era la primera vez que un miembro de Embarrados visitaba el país.

Se encontraron con una comunidad profundamente religiosa, que celebra con alegría y con profundidad una fe que se manifiesta en cada parte de su vida. La acogida de los padres blancos, con una voluntad y una manera de hacer la misión muy distinta de la que conocían ellos, fue también una forma de recolocarse y de seguir aprendiendo.

P1060004

Aunque conocieron situaciones durísimas de desnutrición y enfermedad, de pobreza extrema, también les llamó la atención la cantidad de niños que hay y la demanda constante de juego, de cariño, de diversión por su parte, un juego que no se hacía difícil a pesar de la barrera del idioma.

Pudieron colaborar también en diversos proyectos del padre Germán, como la construcción de casas en la que se implicaba toda la comunidad, desde la fabricación de ladrillos hasta la colocación del techo de zinc, y en la reparación de zanjas en caminos que son fundamentales para el transporte de los pueblos. Entre risas, nos contaron que algunos vecinos decían que era “la primera vez que veo a un blanco trabajar”. Su experiencia fue de embarrarse totalmente con ellos, en el trabajo y literalmente: es un país muy polvoriento, en el que la tierra se te pega a la piel en cuanto te acercas a ella.

WP_20180823_018

También fueron testigos del camino de reconciliación, un proyecto del padre Germán en el que se utiliza un camino de peregrinación y oración para sanar las heridas provocadas por la guerra civil.

En Tenga pudieron visitar el hospital y conocer las condiciones en las que se trabaja, con mosquiteras obligatorias para prevenir la malaria y una enorme dificultad para conseguir medicamentos, por lo que agradecieron mucho los que pudimos llevar desde España. A pesar de la escasez de recursos materiales, también se sintieron acogidos por personas optimistas, sonrientes, que les ayudaron a comprender su situación y a sentirse como en casa.

Para Pedro y Elena, que tan cerca del corazón llevan Bolivia, esta visita a Burundi fue una oportunidad para renovar su compromiso de seguir colaborando, compartiendo nuestros recursos y para saber que la labor de Embarrados, aquí y allí, tiene sentido.

WP_20180825_030

Esperamos que pudieseis venir y compartir este día con nosotros pero, si no, que hayas podido ver una parte de todo lo que se habló, sintió, rió y compartió en este día. Puedes ver más fotos en Facebook y la crónica en directo en nuestro Instagram (@asociacionembarrados). Síguenos en redes sociales para no perderte nada, y ¡seguimos embarrándonos!

P1050969