Regreso de vacaciones

Publicado el 5 Septiembre 2015 en la categoría Bolivia | Sé el primero en comentar

Después de las vacaciones, es momento de volver a la vida cotidiana, y también Embarrados vuelve al trabajo. El jueves 3 de septiembre tuvimos la suerte de acoger al padre Pepe, que está de visita en España durante sus vacaciones, lo cual es una gran forma de ponernos al día sobre los proyectos en El Alto y de recuperar el contacto con nuestros beneficiarios después de los meses de descanso.

Después de una eucaristía, el padre Pepe nos pudo contar de primera mano tanto la situación de Bolivia -los resultados de la política de Evo Morales, las grandes obras que se están llevando a cabo, como la autopista La Paz-Oruro o las líneas de teleférico que unen El Alto con La Paz, o el impacto que la caída del precio del carburante ha tenido en el país-, la buena repercusión de la visita del Papa Francisco en las relaciones del gobierno y la Iglesia boliviana, y por supuesto los proyectos de la parroquia Jesús Obrero y la fundación Sembrando Esperanza (Fundase) en El Alto.

Gracias a los convenios de la alcaldía del Alto con la Fundase, los centros infantiles no suponen un gasto en la actualidad, por lo que la labor de la fundación es cuidar la calidad de la educación y promover el desarrollo de un proyecto independiente de su apoyo económico. En cuanto al centro de formación alternativa Kürmi, el proyecto sigue adelante, centrándose menos en el apoyo escolar a adolescentes y jóvenes y más en la educación en valores e incluso la iniciación técnica para la formación profesional. Además, se han iniciado actividades enfocadas a los colegios, como las vacaciones útiles -cursos de matemáticas, teatro y otras actividades durante la época de descanso-. Es muy destacable que algunos profesionales del centro, así como miembros del grupo vocacional, fueron alumnos del Kürmi, lo que demuestra los resultados en el futuro del apoyo del centro para estos jóvenes.

El centro de salud Jesús Obrero tiene como objetivo garantizar una atención médica de calidad, incluso para quienes no puedan permitirse los gastos sanitarios en Bolivia. Para ello, cuentan con aparatos propios de laparoscopia, diagnóstico del aparato digestivo, etc., así como un equipo de profesionales con un gran compromiso y conciencia social. En la actualidad, el centro ha conseguido su objetivo de autofinanciación, pero todavía se enfrenta al reto de tratar con la mentalidad de sus pacientes, que muchas veces desconfían de la sanidad privada o prefieren acudir a sanadores tradicionales en lugar de a la medicina moderna.

IMG_20150903_212054626

Por último, el centro de educación especial Mururata, que en la actualidad cuenta con 157 alumnos y unos 30 trabajadores pagados por el estado, sigue adelante con su atención a las personas con necesidades especiales, e impulsa varios talleres ocupacionales que forman a los jóvenes en una profesión que garantizará una calidad de vida en el futuro. Además del taller de carpintería y el de panadería, que están creciendo muy favorablemente, es destacable la colaboración con Focapaci, que impulsa la creación de huertos o carpas solares para el cultivo de vegetales (proyecto al que Embarrados pudo apoyar con la ayuda del colegio Nuestra Señora de Moratalaz). Esto demuestra que los proyectos de la parroquia y la Fundase se apoyan y enriquecen unos a otros, ayudando al crecimiento de la comunidad.

Queremos agradecer al padre Pepe su visita y su colaboración constante con Embarrados, que nos acerca a nuestros destinatarios y nos recuerda que la sensibilidad hacia la necesidad deben ser constantes y nos acompaña en cada momento de nuestra vida cotidiana. Esperamos que vuestra vuelta de vacaciones haya sido tan positiva como la nuestra.

Desde Fuenlabrada hasta El Alto: voluntariado de enfermería

Publicado el 19 Febrero 2010 en la categoría Bolivia | Leer el primer comentario

Ana es una de las dos enfermeras del Hospital de Fuenlabrada que estuvo recientemente trabajando como voluntaria en el Centro de Salud Jesús Obrero. Aqui nos cuenta su experiencia en Bolivia que nos ayuda a comprender mejor la situación de este importante proyecto de la Fundase.
Desde Embarrados queremos agradecer su disponibilidad y generosidad, el trabajo que realizaron en el Centro de Salud que ha supuesto mejoras concretas e importantes, así como su compromiso actual con el proyecto pesar de las dificultades que una aventura de esta envergadura conlleva. En pocas palabras: muchas gracias y mucho ánimo para seguir embarrándonos juntos.
Os dejo con su comunicación que ella misma titula como: “UNA EXPERIENCIA EVANGELIZADORA“.

“El pasado año tuve la oportunidad de pasar tres meses en la ciudad del Alto con el objetivo de trabajar como voluntaria en el Centro de Salud Jesús Obrero debido a mi profesión de enfermera.

El reto era grande por múltiples razones tanto personales como profesionales. Se trataba de la primera vez que personal sanitario voluntario acudía al Alto en vez de adentrarse por los terrenos estrictamente educativos propios de los demás centros de la FUNDASE. Esta novedad hizo que nos lanzáramos a una aventura apasionante pero también ciertamente a ciegas, ya que no nos incorporábamos a un proyecto definido con objetivos trazados de antemano. Esta incertidumbre en vez de suponer un obstáculo definitivo a nuestra labor (como podría suponerse en un principio) definió lo que sería uno de nuestros propósitos principales: el hacer una valoración acerca de la situación en que se encontraba el Centro de Salud Jesús Obrero, en particular en lo relativo a la labor de enfermería en el bloque de internación quirúrgico.



Leer más sobre este artículo »

Dos enfermeras en El Alto

Publicado el 4 Febrero 2010 en la categoría Bolivia | Sé el primero en comentar

El pasado 10 de Enero, Embarrados tuvo la posibilidad de conocer la experiencia de Ana y Silvia, dos enfermeras del Hospital de Fuenlabrada que han estado tres meses en El Alto colaborando en el Centro de Salud Jesús Obrero. Este centro junto a Mururata (Centro de Educación Especial) y al Kurmi (Centro de atención a niños y niñas en dificultad social) forma parte de la FUNDASE.


Leer más sobre este artículo »